martes, 15 de marzo de 2016

REMIENDOS NO, GRACIAS.





“Más vale pájaro en mano que ciento volando”, esta es la breve sentencia y síntesis que esconde la verdad para negar unas nuevas elecciones. Todos: periodistas, afamados observadores políticos, concienzudos tertulianos, gente adicta y, sobre todo la “Casta política” elegida el 20 de Diciembre del año pasado, insisten una y otra vez: “los españoles han decidido cambio”; “el bipartidismo ha muerto”; “los ciudadanos han votado por el progreso”; “las izquierdas han ganado”; “el partido más votado es el mío”; “hay que pactar”… con estas gárrulas máximas o parecidas pretenden convencernos que ellos han entendido el mensaje. Mentira. Principalmente porque no ha habido mensaje. Lo que ha llenado las urnas es la carencia de una alternativa clara, fiable e ilusionante, y sobre todo, las papeletas convenientemente lacradas y firmadas que han vendido las televisiones.

Estas han sido las elecciones más falsarias en fondo y despóticas en modos de nuestra democracia: toda demagogia ha carecido del más mínimo escrúpulo, toda manipulación se ha abanderado incriminando sin piedad al enemigo, que no adversario. Ni una brizna de aire nuevo ni un do de pecho que vibre hasta romper las vitrinas. Nada. Tiranías y engaños, arengas al odio y proclamas a la virtud defenestrada por ellos mismos siglos atrás, días de sarcasmos desvergonzados y noches de mandíbulas prietas aflorando rencores y animadversión por las quijadas. No. No quieren volver a empezar, no les interesa, ni les quedan discursos ni argucias para engatusar a más gente de las que hasta ahora tienen. Han consumido todas las horas de todas las ventanas catódicas, poderosas e inmisericordes,   y su producto ha salido a la calle. Fabricantes unos de un género manoseado, apestoso, con el código de barras pasado de fecha y otros de un material artificial, fracasado y cruel allá donde lo han colocado. Lo que quieren unos y otros es su parte de pastel que les ha tocado en una suerte calculada desde años atrás. Saben, que no es cuestión de arriesgarse para que ahora improvisemos y la tarta haya que cortarla en trozos ni más pequeños ni más grandes. Es preferible dar un manotazo y comerse la del que tienes enfrente, o al lado. Es más seguro y menos peligroso. Aunque no sea más ético.

No se enteran estos representantes que hemos contratado a sueldo perpetuo y comisión perenne que nos ha bastado verlos actuar, --con sus actas de diputados en el bolsillo--, en sus asquerosa peleas por afianzar sus culos en los sillones de un hemiciclo (ha tiempo) alcahuete, para percatarnos de su falta de vergüenza, de ética, de honestidad y honradez, y concluir que no es este el arlequín que queremos. Que si hemos de aceptar un muñeco a jirones y andrajoso, seremos nosotros los que ratifiquemos si queremos a viejos corruptos y la carcomida democracia o nuevos corruptos y sus alzamiento marxista. Y no los spot publicitarios que han vendido todos los medios de comunicación con el duopolio de sus cadenas de TV a la cabeza. 


Saludos y gracias por su atención.    

viernes, 11 de marzo de 2016

LAS CLOACAS... COMO EN 2015, 2014, 2013....




HOY,  11 DE MARZO DE 2016...

Hace doce años, unas bombas cargadas de desprecio y odio al pueblo español, consumaron la abolición de aquella incipiente democracia de 1975. Hace doce años, revocaron aquella malherida democracia de 1981. Hace doce años, un brutal, despiadado y delirante atentado en atocha, Madrid, convirtió definitivamente aquella ilusionante y constitucional democracia de 1978 en un constituido estado policial.  
193 muertos, 1.500 heridos, 47 millones de españoles hundidos en el asombro, en la rabia, en el miedo, en la pena… y un solo autor intelectual, económico y material de aquellos trenes volados: ¿las cloacas?. “Las cloacas” escueta, pero precisa definición que alguien acertadamente acuñó para encerrar en el interior de su pútrido significado a podridos políticos, policías, jueces, fiscales y qué se yo a quién.
Una mano fuerte, poderosa, destapó el albañal y ha ido día a día, año a año, tirando a su fondo nombres y pruebas; cargos y responsabilidades; vergüenzas y penas. Una mano fuerte, poderosa y miserable ha puesto sobre el apestoso vertedero, una losa descomunal, una piedra de amenazas, chantajes y cobardías, enorme y pesada para que sus efluvios no contaminen el exterior, para que nadie pueda dejar a la vista de los demás sus remordimientos. Para que ningún conato de locura idealista pueda tener la osadía de indagar en la verdad, en la verdad auténtica, convincente y real.
Puede que “Las cloacas”, ese ente, ciénaga pringosa, sea en realidad “El cloacas” y quiera llevarse a la tumba su cómo, su porqué y su mano de obra. Quiera enterrar en el olvido la ignominia del más vil y traicionero ataque al pueblo de España. Quiera sepultar en la historia el satánico acto de sus asesinatos, de sus crímenes de inocentes ciudadanos.  Tal vez tantos años sacrificando españolitos; tanta caza de indefensos compatriotas para mantener a todo el mundo con el corazón en un puño y las manos en alto, haya hecho tambalear el método; haya provocado un cierto resquemor y quiera cambiar la muerte por las cadenas; no sea que tanto odio camuflado en la impotencia y la resignación salte algún día de la aparente indiferencia a la violencia sin control y se lo lleve todo por delante.  
Quizás por estas razones, o por otras que en lo más íntimo de lo que le quede de conciencia le bullirá como aceite hirviendo, la bestia y su régimen tema que tanta sangre, tanto dolor, tanto duelo acumulado en el fondo del alma, formen duros cayos en los corazones y cual manos de curtido leñador empuñen, con fuerza, con firmeza, esta vez, el hacha de la memoria, la dignidad y la justicia. 




Saludos y gracias por su atención.         

martes, 16 de febrero de 2016

DOS MIRADAS Y UNA TUERTA.




Despreciable Dolors Miquel, no eres la primera en profanar una Oración Católica, en ensuciar sus renglones con baba obscena e hiel hedionda. Te falta talento pero te sobra putrefacto odio. Has recurrido al plagio, a una vulgar imitación, a un remedo ramplón del “padre nuestro” que defecó una tal Emma Revirola, que no sé, ni me interesa, en qué infierno pervive a fuego lento a estas horas.

Fue a finales de 2010. Se lo dije a esta malnacida y te lo repito a ti, poetisa de mierda.

Has nacido vampira, chupóptera, chiripera dirían los entendidos. Serías capaz de succionar sangre y semen a un tiempo; serías capaz de traicionar a tu padre y vender a tu madre; serías capaz de la más ruin mezquindad por las miserables treinta monedas que sustenten los caprichos del rufián que ensucia tus bragas. Eres la Judas Iscariote que siempre existirá, eres su espectro, eres su premonición hecha castigo; eres la viva advertencia inmoral y repugnante que siempre padeceremos; eres lo que eres, lamentablemente real, como el árbol que te espera para que cuelgues tus carnes tolendas en el eterno prostíbulo de tu existencia. La rama firme de la verdad eterna sostendrá la soga que cimbreará tu nauseabundo ser y tu asqueroso sexo. Hasta las piedras se apartarán cuando te mees patas abajo.

A Él, a mi Dios, al Hijo del Hombre, al Divino Maestro, todas las mujeres lo adoraron, con pasión, con un amor sincero y desmedido. Todas. Sin excepción. Lloraron sus pecados a Sus Pies, creyeron ciegamente en Su Palabra, y le siguieron hasta la Cruz, y más allá de aquel Calvario y de los que hubo de venir. Mujeres auténticas cargadas de Su Amor, y de Su Dolor, conscientes que siempre existirán piltrafas como tú que no dudan en ultrajar la más excelsa oración para erigirse en vara alta, en hipócrita dignidad con la que fustigar viejos vicios de la vieja humanidad. Vil farsante, tramoyista que manosea las eternas debilidades del prójimo y ocultan en sus entrañas bilis, rencor, resentimiento y crueldad, mucha crueldad y ningún escrúpulo.

Solo siete deseos, siete anhelos, siete ruegos. Todos te los ha de dar ÉL, Su Padre y el mío, aquí, en la tierra y en el cielo. Nadie puede interceder entre tú y Él. Y a nadie puedes interponer entre tu venganza y Su Voluntad. Y te dará ocasión para que vuelvas a ofenderlo, y a sus gente, y volverá a perdonarte. Aunque tú no tengas en ningún átomo de tu alma el más mínimo atisbo de esa capacidad que al género humano lo hace noble, distinto, grandioso, hijos de Dios. El perdón.

Y es más, no nos dejará caer en la tentación de volver a leeros. Nos librará del mal de fatuas, chapuceras, arrabaleras y pájaras que pululáis por el averno de la envidia, el recalcitrante resentimiento y la más ignominiosa inmoralidad. Sucias.

  


Saludos y gracias por su atención.

martes, 5 de enero de 2016

NOCHE DE REYES






Se acerca la hora mágica. Y los recuerdos de esta noche misteriosa, única capaz de perturbar el sueño sereno y dulce de un niño, permanece indeleble en el seno de los momentos felices que tu destino te ha concedido.  Cuando aún eres pequeño, tan pequeño que no necesitas de fantasías, sino de la verdad que mamá te cuenta, el sueño no puede contigo. Y con la última advertencia—sino duermes no vendrán los Reyes Magos—cierra los ojos con fuerza, pero abres los oídos de par en par. El más leve ruido será sospechoso: –ya están aquí musitas a oscuras sin moverte hasta que feliz te duermes sin darte cuenta.

Cuando la duda es superior a la certeza, te levantas, vas al baño y con disimulo te cercioras que los bultos están donde el año anterior. Y sin hacer ruido vuelves a la cama hasta que la impaciencia te lleva a la habitación de tus padres para comunicarles con cierta candidez, que ya han venido. Así, con cierto disimulo porque no quieres romper el misterio de la inocencia que ellos intentan que permanezca en ti el máximo de tiempo posible y tú no quieres que se te escape.  

Cuando ya te convierte en cómplice con tus padres, aún, a estas horas, te ronroneará el gusanillo antes de conciliar el sueño: --¿me habrán comprado lo imposible?, seguro y, feliz te tapas hasta las orejas.

Cuando llevas años reviviendo en tus hijos lo que tú sentiste y hogaño en tus nietos, a estas horas, te vas al tálamo a esperar a tu santa “contraria”, que ha envuelto el último paquete, ha puesto el último nombre y ha sido un año más, feliz como una enana. Nada importa que dentro de los papales de colores haya mucho o poco. Hay con toda seguridad mucho amor y unos momentos indescriptibles de felicidad. Y si hay algo más, pues tampoco importa, Dios proveerá. Y es que quizás, en este mágico día, sea la primera vez en nuestra vida que aprendernos a distinguir valor y precio.

Que seáis todos enormemente FELIZ. Con o sin sorpresa.


Saludos y gracias por su atención.

sábado, 2 de enero de 2016

"LLORA COMO MUJER LO QUE NO SUPISTES DEFENDER COMO HOMBRE"




BILDU, ETA, A. Mas, Pujol… continúan levantando sus tiendas, sus barracas donde asentar sus posaderas en el campo de batalla de las tierras españolas. Y no son enemigo que acampen en las afuera, en despoblados desde donde pergeñar sus ofensivas, sus embestidas, no. Cual caballo de Troya lo han acarreado hasta el interior de sus murallas un montón de incautos; convencidos unos, amedrentados otros, interesados todos. Con la anuencia de políticos y Tribunales; con el quebranto de las leyes y la corrupción moral por bandera.

BILDU, ETA, A. Mas, Pujol… Cada cual a su estilo y manera. España, reino de taifas, coreamos hasta la saciedad. La historia se repite cíclicamente, dicen. Y parece que esta vez los invasores se han camuflado de salvadores de patrias entre sus hijos, entre compatriotas que no dudan en hacer jirones la historia, la lengua, el patrimonio, la cultura, la prosperidad, la paz, la libertad de la nación que ha visto crecer a sus ancestros y por la que han muerto, por defender su integridad, su gloria, su futuro.    

Puede que alguna Aixa, alguna sultana española, alguna anciana madre de algún Boabdil, esta vez español, nos grite a todos, aquello de: "Llora como mujer lo que no supiste defender como hombre”

Lo sabemos. Sin más:

En este presente, en España tenemos a Boabdil el grande, al chico, al intermedio y al de la talla XXXLLL. Nos sobran usurpadores de todo color y pelaje, y nos faltan sultanas que adviertan a sus hijos.

En este presente, en España, puede que la historia se repita pero a la inversa, y el rey castellano llore como mujer lo que no supo defender como hombre, o su hijo. O todos nosotros más bien.

En este presente, en España, Aixa vive entretenida; engañada anciana, a la que le han robado joyas y perlas de sueños e historia, tesoros heredados de padres a hijos, para engatusarla con un cofre de plástico lleno con falsa bisutería de independencias protectoras y odios al mestizaje de pueblos hermanos. Senil dama que para cuando se dé cuenta de la basura que tiene entre las manos, ya será tarde, ya no podrá hacer ningún reproche a su hijo. Se habrán quedado con todo y vendido los harapos de sus vestidos a los moros y todos los que empujen las fronteras de su pasado y su futuro.

En este presente, en España, arietes de sus hijos y de sus enemigos hacen tambalear sus cimientos. Mientras, unos se encogen de hombros, otros ponen la mano y cierran los ojos, los más perdieron la hombría como Boabdill, y todos, nosotros lloraremos como maricas.



Saludos y gracias por su atención.